Zigbee: la tecnología inalámbrica de bajo coste y consumo

Las tecnologías de conectividad inalámbrica se convirtieron en una solución que apunta directamente al futuro. Prescindir de cables ofrece libertad y mayor rango de operación para cualquier dispositivo, de modo que, la llegada de desarrollos como Bluetooth y WiFi dieron pie a que la eliminación del cableado fuese llevada a todos los ámbitos posibles.

De esta manera, dispositivos más allá de portatiles, ordenadores de escritorio y smartphones pudieron contar con conexión inalámbrica ampliando sus funcionalidades y beneficios. No obstante, la tecnología avanza en pro de ajustarse a las necesidades de cada área y basado en ello, aparece un protocolo de conexión inalámbrica muy orientado a la domótica: Zigbee.

Aunque en estos momentos existen dispositivos con soporte WiFi y Bluetooth, la creación de Zigbee supone una opción mucho más ajustada al campo de la domótica, basado en una serie de beneficios orientados a un funcionamiento mucho más óptimo cuando se trata de Internet de las cosas.

¿Qué es la conexión Zigbee?

¿Qué es Zigbee y que ofrece?

Zigbee no es más que un conjunto de protocolos de conexión inalámbrica como lo son: WiFi y Bluetooth. En ese sentido, se trata de un mecanismo para establecer conexiones y transmisión de datos a través de la radiodifusión digital. Su funcionamiento se basa generalmente en una topología de malla formada principalmente por 3 elementos:

  • Coordinador Zigbee: dispositivo que ejerce como administrador de la red y que establece las rutas para la conexión de los miembros.
  • Router Zigbee: ofrece la capa de aplicación donde colocamos nuestros usuarios, contraseñas y permite la interconexión de los nodos.
  • Nodo Zigbee: se mantiene a la espera de la señal del coordinador para despertar y transmitir los datos hacia el electrodoméstico inteligente que hace la petición.

Sin embargo, el aspecto que caracteriza a Zigbee y su punto distintivo frente al resto de soluciones de conexión inalámbrica está en el uso de la mínima cantidad de energía para funcionar y el bajo coste que implica su producción. En ese sentido, Zigbee resulta una tecnología muy ajustada a las necesidades básicas de un sector en crecimiento como la domótica, aportando las características necesarias para una operación completamente eficiente.

Características y beneficios de la conexión Zigbee

Zigbee es un conjunto de protocolos orientados al bajo consumo, que se hace ideal para ciertos entornos. De modo que, los resultados óptimos los obtendremos al aplicarlo en el entorno adecuado. En ese sentido, Zigbee ofrece una cantidad de beneficios excelentes, sobre todo en el uso de Internet de las cosas:

Bajo consumo de energía: los nodos se mantienen dormidos, hasta que reciben la señal para transmitir. Al cumplir su tarea, vuelven a detenerse.

Bajo coste de producción: para los fabricantes resulta muy barata la construcción de estos dispositivos. Para que te hagas una idea, fabricar un nodo Zigbee implica el 10% de los componentes de uno para Bluetooth.

De modo que, Zigbee resulta una tecnología muy atractiva para el ámbito de la domótica y el Internet de las cosas. Con su implementación podemos conseguir grandes resultados en la construcción de hogares inteligentes, considerando su excelente administración de energía y el bajo coste de sus productos.